viernes, 23 de noviembre de 2012

Un segundo. Múltiples pensamientos, enfrentamientos de decisiones, peleas en el subconsciente, en tu persona: "házlo, no lo hagas, házlo, venga, no hagas nada...". Piensas los pros, piensas los contras... lo ordenas todo en una lista, salen más contras, no, te has confundido. Vuelves a hacerla, mentalmente, una y otra vez. Salen más contras, no puedes evitarlo. ¿Lo haces? ¿Arriesgas? ¿Te tiras de cabeza? Es un instante, una duda, una milésima de segundo, si o no, no vale el puede o el quizá otro día.
Puede significar un minuto de gloria y cincuenta y nueve de engaño en tu vida de una hora. Puedes perderlo todo sin tener oportunidad de recuperarlo.

jueves, 22 de noviembre de 2012

ride

Ese día tuve la certeza de que ambos nos fuimos a la cama con una sonrisa de oreja a oreja. Sé que fue apoyar la cabeza en la almohada y comenzar a soñar aún despiertos. Quizás estaba tan segura porque esto llevaba ya un par de semanas ocurriendo o porque entonces, las mariposas golpeaban más fuerte nuestro estómago y los pájaros de nuestra cabeza deseaban más que nunca la libertad, del mismo modo, que nosotros nos deseábamos el uno al otro. El dar un paso más. El pasar de sentir las cálidas sonrisas al otro lado de la pantalla para emepzar a irnos a la cama con el recuerdo de nuestros labios grabados a fuego en la moemoria. Porque cuando un simple saludo te hace suspirar ante el cristal y el verle cruzar los pasillos hace que el estómago te de un vuelo, sabes que puede que éste sea otro de esos intentos fallidos de ser feliz, pero una vez más, estás dispuesta a intentarlo.

sábado, 17 de noviembre de 2012

i'm sorry, I constantly want to talk to you. I'm sorry when you take long to reply, I get sad. I'm sorry if I say things that might piss you off.
I'm sorry if I come off as annoying.
I'm sorry if you don't wanna talk to me as much I wanna talk to you.
I'm sory if I think about you too much and too often.
I'm sorry if I tell you about my pointless drama when you don't really care.
I'm sorry if I come off as being clingy, but it's I just missing you.
I'm sorry if I don't tell you all that things, but it's only fear from how much I love you.

miércoles, 24 de octubre de 2012

- No tienes idea de lo que significa la amistad.
- Yo quiero más que eso.
- Tú no sabes lo que quieres.
- Ni tú tampoco. Te asusta que alguien te desee y quiera estar contigo.
- ¿Y por qué debería asustarme?
- Porque no podrías refugiarte en tus libros, ni en tu telescopio, ni en tu fe. ¿Sabes por qué estas tan asustada? Porque también quieres estar conmigo.

miércoles, 17 de octubre de 2012

A vececs pasa que al llegar alguna decisión sientes miedo. Ese miedo que a vecces no te deja avanzar o hacer cosas que realmente te gustarían. Así como hay miedos a cualquier tipo de cosa también lo hay a volver a caer en la misma trampa. Porque no quieres ser la tonta de turno que se tropieza una y otra vez en la misma piedra, y por ello te abstienes y dices no, a aquello que quizá pueda devolverte un poquito de alegría. Miedo a foljar o tejer ese jersey de nuevo y luego darte cuenta de que te equivocaste casi al principio de todo y ahora toca descoserlo y vuelta a empezar de cero. Pero de eso se trata de aprender. No caerás si has aprendido a tejerlo bien desde el principio. Deja el miedo atrás, deja que el viento te lleve al lado de alguien nuevo, alguien que quizás coja tu mano y sin decirte palabra alguna, te empuje y te abrace en silencio.

domingo, 14 de octubre de 2012

La mayoría de obstáculos que encontramos en nuestro camino a la felicidad son imaginarios. Los creamos nosotros; es decir, son nuestros miedos. Y ¿sabes por qué las personas nos creamos nuestros propios obstáculos? Porque nos da miedo llegar a los lugares que hemos soñado. Cumplir un sueño siempre da miedo, porque estamos acostumbrados a lidiar con las dificultades, pero no a recibir regalos de la vida. Por eso a menudo nos boicoteamos poniendo muros entre nosotros y lo que queremos conseguir.
 
 

sábado, 13 de octubre de 2012

headshoot

Caminar por la senda de la vida, mirar atrás y ver todo lo que llevas recorrido. Mirar el presente y querer mejorarlo pero no poder, por el simple hecho de no tener fuerzas.
Querer cambiar también el pasado, aún más imposible, lo hecho hecho está, aunque te habría gustado que las cosas hubieran pasado de otra manera. Tener un papel y un lápiz para escribir tu propio cuento, tu propia fantasía, tu cuento tal vez irreal de hadas. Y digo irreal porque cualquier historia de amor es producto de la propia imaginación, sólo se ve lo que se quiere ver, y cuando despiertas y escribes cosas coherentes es cuando te das cuenta de que estás en la realidad. Escribir decisiones por tomar, caminos por recorrer, besos por y dar y sonrisas que preparar. Recuerda, nunca dejes de escribir, no te detengas en un trozo que te guste, porque la vida sigue y con ella todo lo demás. Ten en cuenta de que hay que seguir, en un sitio concreto no te puedes quedar, por mucho que te cueste tener que afrontarlo.

viernes, 12 de octubre de 2012

estamos tan mentidos que las verdades parecen mentira.

AIRE.

Algún día te darás cuenta de quienes estuvimos realmente ahí, contigo; de quienes te secamos las lágrimas en tus peores momentos sin esperar nada a cambio; de quienes te sacamos una sonrisa aunque tuviésemos que hacer la mayor tontería del mundo; de quienes somos esas personas que cuando te enfadabas, te cogíamos de la mano para que nos contases que pasaba, y que te hemos preguntado mil y una veces a quien había que matar. A quienes nos preocupaba realmente que estuvieses triste, y cuáles eran esos problemas que no te dejaban seguir adelante; quienes hemos aguantado tus peores contestaciones en tus momentos de rabia, y contestación tras contestación, te conseguimos sacar al fin una pequeña risa, cuando otra persona a la mínima te hubiera dejado tirada; qu ehemos guardado tus mejores secretos como si fuesen nuestros; porque esque, con miradas nos entendíamos, y créeme, no todo el mundo es capaz de hacerlo. Esas personas que te cubrimos cuando liabas alguna, aun sabiendo que nos llevaríamos nosotros la bronca. ¿Pero sabes qué pasa? que de todo esto tú no has querido darte cuenta, te has ido con personas que créeme, se van a ir de tu vida igual que estás yéndote tú de la nuestra sin dar una mínima explicación, y yo, al menos yo, no quiero la excusa de siempre, ni ninguna de esas inventadas como las que he escuchado por ahí, quiero una de verdad, una que pueda creerme, una que tenga sentido, si algún día la encuentras, si algún día tienes el valor de dármela, tendrás la oportunidad.
Pero, sabes otra cosa? El tiempo pasa, y quizá cuando tú te des cuenta de todo esto que te he dicho, yo me haya dado cuenta de otras cosas.

jueves, 11 de octubre de 2012

yo era tuya y tú eras mía por el momento para siempre.

Hoy es de esos días en los que no sabes que hacer, decir, pensar, actuar.
Es uno de esos días donde los recuerdos están más presentes, donde pienses lo que pienses, ahí está esa persona con esa bonita sonrisa que te gustaba tanto.
Ese estúpido recuerdo que haga lo que haga no se va de mi cabeza, sigue ahí en un rincón de mi mente y parece que nunca se va a ir, recuerdos de esos días en los que estabas a su lado y lo que menos pensabas era lo que hoy haces más, el mundo que te rodea, las risas que tenías junto a esa persona, esas carícias, besos, especialmente los que te dejaban sin palabras porque eran inesperados pero no podías parar de devolverle el beso.
Hoy es uno de esos días en los que muy pocas cosas te motivan. Ver sus fotos, vuestras fotos, hace que se te estremezca el corazón.
Anhelo esa felicidad con la que todo empezó, ver esos ojos del color de la coca-cola.
Sabes que volverás a disfrutar de todo aquello, lo que no sabes es cuando y sientes impaciente el hecho de revivir aquellos días de primavera interminables. Daba igual que fuera verano, invierno, que nevara, que hiciera tal frío que tiritabas, es más, lo preferías y así tenías la excusa tonta de decirle "abrázame, es que así me das calor". Simplemente esa persona te hacía sentir así.
Debería o no debería, siempre rondando en mi cabeza esa frase. Solamente puedo decir que el tiempo dirá que hacer con esto. El tiempo dirá lo que nuestro corazón pide y así se hará lo mejor posible para los dos. Aunque sepamos que yo soy tuya y tú eres mía por el momento para siempre.



necesito una señal.

dropkick

Dicen que las cosas que callas tienden a ser las más importantes, pero aún quien va comentando eso por ahí, calla cosas. Lo sé, porque, ¿quién no ha callado un te quiero por miedo a escuchar un "yo no"? O peor, ¿por miedo al silencio de esa persona?.
A mí me gustan las personas que o no dicen nada, o a parte de decir las cosas, son más de hechos, porque quienes prometen con palabras suelen cruzar los dedos como los críos. Prefiero a esas personas que no hacen promesas, que te hacen entender las cosas mediante accciones, porque no sirve de nada hablar por hablar. Por eso prefiero a los que callan que a los que prometen mansiones, y te hacen creer princesa de una mala pesadilla.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verle. Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.
Con el tiempo también aprendes que las palabras dichas en un momento de iras pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que, disculpar, cualquiera lo hace, pero perdonar, es sólo de almas grandes.
la confianza no da asco, lo dan las personas.
Esto mismo he escuchado hoy en el tren, y me ha hecho reflexionar. Puede que lo haya leído antes y no se me ha quedado, pero esta vez me ha hecho darle vueltas. Es cierto. Es algo que me cuesta dar pero que de la misma forma es muy fácil de quitar. Puede que a veces sea triste porque en el mayor de los casos cuando nos sentimos preparados para dejar toda nuestra confianza en alguien, pensamos que siempre será fiel, que nunca nos traicionará o nos decepcionará, que estará ahí en lo malo y en lo bueno, que siempre habrá perdón tanto de nuestra parte como de la suya; pero no pensamos que en algún momento es posible que todo termine, es posible que sea confianza con fecha de caducidad, y que la persona a la que se la diste no se haya tomado la molestia de conservala en un lugar fresco y seco, lejos del alcance de cualquier malícia. Entonces es cuando empezamos a sorprendernos, y nos preguntamos si vale la pena confiar. Y creo que vale la pena, siempre podemos olvidar un poco lo desagradable de nuestros fracasos a elegir en quién depositar nuestra confianza.

martes, 9 de octubre de 2012


Todos tenemos esos amigos que hacen que una tarde sea increíble, que no pueden estar más locos, y es su locura lo que nos hace seguir adelante.
Esos amigos que te apoyan siempre, esos que como los niños poqueños hacen tonterías por la calle sin darle importancia a todas esas personas que las señalan o se las quedan mirando. Esas que te hacen pasar vergüenza y al final consiguen que te apuntes a ha
cer lo mismo. Esas que te escuchan cuando tienes problemas, con las que discutes y acabas riendo por algún gesto o alguna palabra mal dicha. Esas con las que vas a pasar tus próximos 4 años, con las que vas a aguantar en sus días tontos, igual que ellos a ti. Merece la pena tener a gente así, y creo que nadie se arrepiente, sólo queda darle las gracias por todos los momentos que quedan por vivir.
 
 

pequeños ingenieros en potencia :)

lunes, 8 de octubre de 2012

me pierdo en brazos que no existen y quiero inventarlos.

Al final pasó, pasó lo único que no quería que pasara, supongo que me volví a enamorar de alguien que después de todo no se enamoraría de mi, o lo peor de todo, que tanto amor repele. La verdad es que niego estar enamorada, no sé porque, supongo que para creermelo yo misma, ya que mi corazón no puede o para evitar el daño que supone estarlo, aún que así me hiciera más. Ya no puedo más, ella dice que lo volvería a intentar, sin embargo, no hace nada para que todo vuelva a ser como antes. Tampoco sé que quiere. Yo la quiero cada día más, y ella, pues cada día menos, por no decir que ya no me quiere nada, y ya no es mía, ya no va a estar a mi lado el mayor tiempo posible, ya no quiere ser la primera en despertarme cada mañana como ella dice, o digamos, decía.
Tampoco sé que nos llevó a tirar todo esto por la borda. Pero si al final, la única tonta soy yo, que me ilusiono muy rápido, o que pienso más en su bienestar que en el mio, que no todo lo cura el tiempo u que yo ya no sé que hacer para que te des cuenta de que te haría la persona más feliz si te quedaras conmigo. Y recuerda, si algún día se te ocurre volver, que fuiste y siempre seras tú.

jueves, 4 de octubre de 2012

Te acuerdas? Cuando yo reía por todo y tú te reías de mi. Más o menos justo cuando yo era feliz y a ti se te pegaba mi sonrisa. Cuando yo te hacía monologos y tú me mirabas pensando que estaba loca y que los complejos no habían sido creados para mí, cuando yo pensaba todo lo contrario. Creo que era cuando me dabas la mano sin darte cuenta. Si no me falla la memoria también coincide con esa época en la que íbamos al cine a no ver películas, o a ver películas de miedo en las que tú lo pasabas fatal y yo me reía como en la mejor de las comedias, extraño estilo el nuestro. También recuerdo justo ese momento en el que creí con la mirada que me ibas a atravesar, fue sentados sobre el horizonte, justo en ese punto en el que no se sabe dónde empieza el mar y dónde acaba el cielo, dónde empiezan tus manos y acaba mi cuerpo, dónde acaba tu recuerdo y empieza mi realidad, en el punto muerto de nuestra existencia o, como a ti te gustaba llamarlo, en el lugar en el que empieza nuestra vida juntas.
Ya ha pasado el tiempo y simplemente me pregunto si lo recuerdas. Y, la verdad, no quiero saber la respuesta.
Me conformo con que creas que yo he olvidado todos y cada uno de esos momentos, esto que escribo no es más que una mala pasada de mi imaginación. Tú, ni caso.
Me he propuesto ponerme a dieta, pero no únicamente a las dietas de adelgazar, no. Me he decidido ponerme a dieta de intentar estar siempre guapa, de hablar contigo, de viciarme a ver tus fotos que ya me sé de memoria, de hacer todo lo posible por verte y no conseguirlo. Sí, sí, parece mentira.
Lo mejor es que lo único que me para es el orgullo.
He dicho que stop, que te cuides, que no seré yo la que vuelva por mucho que me cueste. Tengo tiempo para decidir que hacer, para ver si de verdad me quieres o si tan solo soy la que siempre va a estar le digas lo que le digas, le hagas lo que le hagas. Si de verdad te importo, si de verdad me importas, y si el destino nos quiere juntas, volveremos nosotras solitas.
Aunque, si no te importo, me alegro de alejarme ahora y no más tarde. Pero aún y así, lo último que escuchaste mío fue un "cuidate, te quiero", un beso y un abrazo, porque eso es algo que no puedo evitar.


el quererte yo no lo elijo.
Y cuándo el amor se olvida, dime mujer, ¿sabes tú a dónde va?








Después de todo este tiempo me quedo con la alegría desparramada por el suelo, con la tristeza anclada en los rincones de mi cuepo, con la duda entornada en mis pupilas y con la mente más dormida que despierta.
Me quedo con la incertidumbre en mis manos, la desgana en mis hombros y el odio en los costados. Con la desesperanza atada a mis zapatos, la sonrisa borrada de mi cara y la certeza de haber sido esta vez totalmente derrotada. Con las alas descosidas, los sueños incompletos y las ganas exiliadas de momento.
Con el frío habitando mis venas, la ausencia acaparando mis noches y las lunas repletas de lágrimas. Con la cama vacía y las sábanas manchadas.

domingo, 30 de septiembre de 2012

sonrisas dibujadas en cartas del buzón.

"Pequeña, límpiate esa perla que brilla en tu rostro. ¿Por qué estás triste? No, no llores más.
No merece la pena. Espera, déjame hablar a mi antes. Ningun problema tendrá jamás el poder de hundirte, ¿vale?. Tú eres la persona más fuerte que he conocido nunca, sonriendo siempre en público y llorando a escondidas. Pero no sonriendo porque te diese vergüenza que te viesen llorar, si no sonriendo porque aquellos que estan a tu lado no se preocupasen. Tú, pequeña, eres ese tipo de chica que nunca se dejó pisotear. La misma que siempre defendió que un buen bofetón podía callar muchas bocas.
Y no sé cuál es la razón de que tu cara esté encharcada ahora, pero recuerda, mantente fuerte."


What doesn't kill you make you stronger.

insane

Felicidad en estado puro, brutal,l natural, volcánico, que gozada, era lo mejor del Mundo...
Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, rallas, petas, weed, anfetas, ácidos, LSD, MDMA, éxtasis...
Mejor que el sexo, mejor que la nocilla y los batidos de fresa... mejor que todas las pelis de Resident Evil, que la serie completa de los teleñecos, que el fin del Millenium.. mejor que los andares de Ally McBeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft y el lunar de Cindy Crawford... mejor que el pequeño paso de Amstrong sobre la Luna, el Space Mountain, Papá Noel, la fortuna de Bill Gates, las malas experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, el colágeno de los labios de Pamela Anderson, mejor que los excesos de Morrinson... mejor que la libertad... mejor que la vida.
Desperté una mañana más, después de una noche entre lágrimas, como llevaba haciendo días atrás. Tú ya no estás, y yo ya no estoy contigo. Los días no podían ir peor, ya no sonreía, era imposible después de todo, mi mirada no expresaba nada bueno, só lo rezaba porque fuera todo mentira, que fuese una pesadilla y a la mañana despertase sólo con un pequeño susto en el cuerpo. Pero yo sabía que lo que estaba ocurriendo era la oscura realidad. Entonces empezó el golpe de suerte. Como de casualidad. Sacando sonrisas de la forma más tonta, después de este tiempo. Sabía lo que estaba pasando en ese momento. Sonrisas que alegran los días más oscuros.





"Le cuesta sonreír, pero al menos ya no llora".

Éramos estrellas ardiendo en la noche, ni si quiera los astrónomos supieron ponernos nombre.

Intenté hacerte olvidar el pasado para que empezases a planear un futuro, pero conmigo de la mano. Despertar con tus manos en mi cintura cada mañana, y no con lágrimas en los ojos, tanto tú como yo. Pasar el día contigo, entre sonrisas y juegos, entre carícias y más carícias que recorren mi cuerpo, que recorren también el tuyo.
Porque esto no es una simple historia, ha sido una historia de esas que no acaban, o que empiezan con un beso. Esta fue mucho mejor, esto ocurrió mucho antes de conocernos, porque siempre supe que existías, porque siempre supe que mi julieta, algun día, llegaría, y tú me lo demostraste. Desde el primer momento supe que eras tú, sentí algo diferente, algo que no me había pasado con nunca con nadie, recuerdas esa sensación?. Hicimos mil tonterías para centrar la mirada la una en la otra, porque era esa forma que teníamos de mirarnos una de las cosas que tanto nos enamoró.
La mejor sensación? Sentir tus labios, sentir como poco a poco se unían los míos con los tuyos, que me susurraras al oído que era lo mejor que te había pasado nunca. Porque sé que esta historia no es inventada, ni una parte, que no contiene ni una sola mentira porque si hay algo que nos habia ayudado a continuar con lo nuestro, ha sido decir la verdad siempre, aun siendo tarde, pero decirla.
Que eres tú, que soy yo, que somos nosotras, y esta historia nunca se olvidará.

sábado, 29 de septiembre de 2012

rysap!

 

Días de lluvia, que sin quererlo y sin beberlo, acaban convirtiendose en graaaaaaaaaaaaandes momentos.



un golpe de suerte

Los trenes no esperan y se largan. Los capuchones de los bolígrafos se pierden. Las palabras son inversamente proporcionales a todo lo que queremos decir. La batería de los móviles siempre falla. Las miradas ya son sin compromisos. Las drogas un medio de vida. La música pierde interés por sus letras. Los zapatos se desgastan. Los sueños siempre llegan con retraso. El pasado te hace rebobinar tu vida. Los días martes y trece conspiran contra ti. Los besos se agotan. La esperanza desespera. Las leyes se imponen sin venir a cuento. El tabaco mata. Los lunes son odiosos. Las relaciones se destiñen. Los compromisos se desentienden. Las luces se funden. Los autobuses marean. Los sentimientos se confunden. Los semáforos siempre se ponen colorados si los miras. Los bordillos están donde no te los esperas. Las prisas te retrasan. Los momentos son instantes.Los tipos malos son muy malos y los tipos buenos no son tan buenos.


Aunque ahora que llegan tiempos mejores, se ve todo perfecto!
La vida poco a poco va pasando, y casi toda la gente que en algún momento está contigo, pasa al igual que la vida. Y esa gente que va pasando cada una, por mínimo que sea te enseña algo, tanto bueno como malo. Personas que te enseñan que no te puedes fiar de nadie, que todo el mundo tiene dos caras y que por mucho que pienses que conoces la conoces, al final siempre te acaba sorprendiendo y normalmente, es para mal. Otras personas que pasan por tu vida y te enseñan a disfrutar cada segundo como si fuera el ultimo, porque la vida son dos días y nada es para siempre, todo tiene un fin. También hay personas a las que realmente llegas a querer mucho y te demuestran que a veces hay que tragarse el orgullo, por muy difícil que sea. Después, conoces a otro tipo de personas que te demuestran que realmente no existen ni los príncipes azules, ni que nada es tan bonito como en los cuentos y las películas. También conocerás a personas con las que aprendas que mejor es ir con la verdad por delante, aunque duela, que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Otras personas, que aunque creas que pasan desapercibidas en tu vida, no, al final te acaban enseñado que cada uno da de lo que recibe. Luego, por otra parte, están esas personas con las que conoces el amor de verdad, en esas personas en las que aprendes a creer y confiar, aprendes a no pensar en yo, sino en nosotros. La mayoría de estas personas pasan y cuando ya se han ido de tu vida, las has echado o simplemente las has perdido, es cuando te das cuenta que ya no están, que algún día puede que vuelvan, pero lo más probable es que no, que después de lo que te enseño cada una, se fueron sin más. Pero con esto, todas ellas te enseñan que al igual que todo llega, todo pasa. Y tambien están las que llegan a tu vida, y se quedan para siempre.

viernes, 28 de septiembre de 2012

La vida poco a poco va pasando, y casi toda la gente que en algún momento está contigo, pasa al igual que la vida. Y esa gente que va pasando cada una, por mínimo que sea te enseña algo, tanto bueno como malo. Personas que te enseñan que no te puedes fiar de nadie, que todo el mundo tiene dos caras y que por mucho que pienses que conoces la conoces, al final siempre te acaba sorprendiendo y normalmente, es para mal. Otras personas que pasan por tu vida y te enseñan a disfrutar cada segundo como si fuera el ultimo, porque la vida son dos días y nada es para siempre, todo tiene un fin. También hay personas a las que realmente llegas a querer mucho y te demuestran que a veces hay que tragarse el orgullo, por muy difícil que sea. Después, conoces a otro tipo de personas que te demuestran que realmente no existen ni los príncipes azules, ni que nada es tan bonito como en los cuentos y las películas. También conocerás a personas con las que aprendas que mejor es ir con la verdad por delante, aunque duela, que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Otras personas, que aunque creas que pasan desapercibidas en tu vida, no, al final te acaban enseñado que cada uno da de lo que recibe. Luego, por otra parte, están esas personas con las que conoces el amor de verdad, en esas personas en las que aprendes a creer y confiar, aprendes a no pensar en yo, sino en nosotros. La mayoría de estas personas pasan y cuando ya se han ido de tu vida, las has echado o simplemente las has perdido, es cuando te das cuenta que ya no están, que algún día puede que vuelvan, pero lo más probable es que no, que después de lo que te enseño cada una, se fueron sin más. Pero con esto, todas ellas te enseñan que al igual que todo llega, todo pasa. Y tambien están las que llegan a tu vida, y se quedan para siempre.

así va y así funciona.

 Las cosas ocurren de repente, casi sin que te des cuenta, aparecen en tu vida y con la misma se van. Te ríes al lado de personas con las que nunca pensaste que lo harías, hasta sientes cosas por gente que anteriormente hubieses matado. Un día normal de una semana normal, en tu vida, una vida normal, pasa algo que generalmente es normal, aprendes un poco como funciona todo esto y vas haciéndote a la idea de que vas a tener que luchar para conseguir tu sueño, lo sabes y lo intentas, o fracasas o lo consigues, pero mientras exista una oportunidad, da igual que no haya valido la pena luchar.

quizá ese sea el secreto de la vida

Olvidarnos de los límites, superar el infinito y todo lo que venga después de él. Despertarnos cada mañana con ganas de comernos el mundo, despertar con ganas, con ganas de vivir cada minuto, cada segundo de la vida. Poner las cartas sobre la mesa y olvidarnos de los miedos que nos atormentan. Aprender que a veces hay que tocar fondo para después no parar de subir y subir. Resurgir de nuestras cenizas y aspirar cada día a un poquito más. Puede que nos caigamos muchas veces, que no lleguemos a lo que esperábamos, que no demos la talla, pero no importa, lo que realmente importa es saber recomponerse de cada caída, levantarse y sacudirse el polvo, día tras día.

quizás la respuesta sea no preguntarse por qué.






TINTA.

jueves, 27 de septiembre de 2012

¿Por qué tenerle miedo a los sentimientos?
He sufrido como todos, y me juré no volver a sentir nada por nadie, sólo buscaría juego, pero, ¿Por qué renunciar a esa felicidad absurda que sólo te da estar ilusionado?. Tal vez, ser tan pasional tenga sus desventajas, porque te llevas grandes decepciones al esperar que la gente sea como tú y de por ti lo que tú darías por ellos. Pero creo que ante todo tiene ventajas. ¿De qué sirve ser racional? Los más racionales del momento nos han metido en esta crisis, y créeme que no quiero ser uno de ellos. Las pasiones son humanas, y te permiten sentir cosas que jamás notarás actuando razonadamente. ¿Acaso la razón puede hacerte sentir como que vuelas? ¿Acaso pensar las cosas hace que duelan menos los problemas? ¿Acaso planear las cosas no implica que te decepiones cuando no consigues el objetivo?. PRefiero besar sin pensar en el qué diran, sin pensar en el mañana, sin pensar en el pasado. Prefiero actuar por lo que de verdad quiero y no por lo que la gente va a esperar de mi. PRefiero abrazar sin pensar si hago bien o mal. Prefiero emborracharme sin aordarme de la resaca del día siguiente, y para olvidar los problemas. PRefiero hacer el amor desenfrenadamente sin pensar en las consecuencias que ello acarrea, prefiero entregarme a la persona que quiero, a arrepentirme posteriormente de haberme dejado llevar por la razón y no haber disfrutado de él ni aunque fuese una noche.
Sí, me gusta ser pasional. Todo son ventajas, ¿no crees?

me declaro culpable de ser una soñadora en paro

Lo siento, pero no puedo. No voy a pedirte fuego para volver a encender la llama, ni suplicaré que ardas en mi misma hoguera.
Es más, ni siquiera hablaré acerca de ese perfume que nos embriagó, que quizás sea un hechizo pasajero que debamos olvidar y regalar al tiempo para que decida, pero éste es mal consejero.
A mi sonrisa jamás le echo un cable para que pudiese moverse a sus anchas.
Me enamoré de tí tristeza, por la incertidumbre de ser o no ser amada... y es que el cielo cae encima mío sin yo quererlo, y las hojas en verano dicen ser tus pies que vienen andando hacia los míos...


miércoles, 26 de septiembre de 2012

cada día sin ti es un precipicio

Yo no tengo planes de futuro, soy más de "aquí y ahora" si es contigo, de comerte a besos hoy por si mañana coges la maleta y te vas, de robarte las sonrisas cada dos minutos no vaya a ser que se te agoten, de dedicarte cada mirada por si se me queda colgando algún "te necesito" de las pestañas, de raptarte entre las sábanas de mi cama cada noche para no perdernos ni un sólo amanecer. Yo soy más de quererte cada milésima de segundo hasta que se me desgaste el corazón, fecha indefinida.


kboom.

kiss me hard before you go.

Me miras y observas mi cara empapada de lágrimas, la gente te cuenta que me duele escuchar tu nombre vez tras vez, que tengo fobia de verte, porque sé que me desplomo igual que el Mundo se derrumba a is pies. No espero una pregunta por tu parte, un "¿Qué tal estás?", o "¿Cómo te encuentras después de todo este tiempo?". Sería perder el tiempo, lo sé...

Pero yo recuerdo aquella tarde cuando en vez de tener la cara empapada de lágrimas mientras mi corazón gritaba tu nombre, nos empapaba a las dos, abrazadas, la lluvia mientras nuestra imaginación soñaba con un "siempre". Ha pasado mucho desde que empezó todo esto, y poco pero a la vez eterno, y ninguna de las dos hemos decidido volver, por eso no podemos reprochar que el amor se haya quedado en un standby.
Djar de coger esas llamadas que antes eran a escondidas, evitar las miradas que nos distanciaban del mundo, olvidar las caricias rumbo al cielo... olvidar todo, incluso aquellos sueños que quedaban por cumplir antes de que esto acabase. Decidimos apartalo todo, muy mala elección. Y lo peor es sabr que no hay vuelta atrás, que no nos volveremos a dar los "buenos días" ni las "buenas noches" para poder pensar y soñar con mi sonrisa, tú sonrisa, nuestras sonrisas. El orgullo pudo con las dos y dejamos que aquellas cenizas se volaran con el viento, sin intentar mantener todo lo que había entre nosotras, ahora sólo queda que el destino haga su parte, porque las ilusiones en estos momentos, se desvanecen poco a poco.


No soy rubia ni soy morena ni me gusta el martini con hielo. Me dan miedo las calorias; aunque sé que si paseamos seguramente me tome un helado. Lloro con mucha facilidad, pero soy tan divertida en ocasiones que te dolerá cada centímetro del cuerpo de tanto reírte. No estoy contenta muy a menudo la verdad, pero cuando me siento bien no hay quien me pare. No se cantar y nunca me han enseñado a sonreír, tuve que aprender sola. Soy incapaz de estarme quieta, hablo demasiado y me pico por tonterías, aunque se me pasa muy rápido. No me gustan las prisas, ni tampoco la soberbia. Odio el orgullo, sin embargo, él a mi me adora. No soporto los silencios, los semáforos en rojo, ni que me enciendan la luz de madrugón y me hagan volver a la realidad. Me enerva no saber lo que quiero, y al mismo tiempo saber que lo que quiero no se puede tener. No aguanto que la gente me ignore cuando hablo. Me gusta mirar la hora, pues es lo único que hace que me de cuenta de que el mundo sigue, sin importarle que pase o haya dejado de pasar.

martes, 25 de septiembre de 2012

miedo como espina dorsal.

Seamos realistas. La vida no es perfecta para nadie. Todos pensamos que el de al lado tiene una vida perfecta, pero en verdad no sabemos que esa persona tiene el doble o el triple de problemas que los que te podías imaginar, y es que a cada uno, en la vida, nos toca lo que podemos soportar aunque no lo parezca, así que seamos realistas, que la vida son dos días y uno está lloviendo.

No te tomes la vida demasiado en serio, al fin y al cabo nunca saldrás vivo de ella.
- Hay momentos que te proporciona la vida en las cuales por mucho que quieras describirlas en un texto no van a tener ni un tercio de la esencia que mantiene ese instante.
- No te entiendo.
- Es simple. Podría escribirte 100 textos, todos diferentes, sin repetir palabra, pero todos acabarían siendo los mismos, y nunca llegaría a describir lo que realmente quiero decir.
- A qué te refieres?
- A la sensación que me provocas cuando nuestras miradas se cruzan y me sonríes.
- Y me sonríes.
llega un momento de tu vida en el que te fraccionas en 2 partes como un disco duro. Una parte de ti está formada por lo que llamamos "cosas que permanecerán en tu vida y que jamás entenderás", y su complementario "cosas que no olvido, pero que tampoco recuerdo porque duele.".

fin.

jueves, 20 de septiembre de 2012

desaparezco durante una semana, a la otra punta del Mundo, dónde nadie pueda encontrarme.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Es el momento de escribirte lo que nunca fui capaz de decirte, aunque sea tarde,  escribir lo que ha sucedido en una carta que no te voy a mandar. Que no vas a recibir nunca.Que como tu me enseñaste, cuando acabe de escribirla la quemaré, los sentimientos se pondrán a arder,y ese dolor, cómo era... Ah sí, ese dolor no se te queda tan dentro. Esta vez solo quiero ser claro, sería un imbécil si no gritara que me he equivocado, desde el principio, contigo. He intentado avanzar sin apartar antes las cosas que lo impedían, agarrado al pasado, mirando para atrás, queriendo olvidar pero sin parar de recordar, empeñado en quedarme ahí. Qué locura no? En medio de un lado y del otro, sin perdonar, sin perdonarme, sin avanzar. Dónde está el secreto del futuro? Puede que esté en fijarse bien, en avanzar, mirar más cerca. Más. Tan cerca que lo borroso se vuelve nítido, se vuelve claro. Solo hay que dejar que las cosas pasen. Y ahora lo tendría claro.
De repente, sin darte cuenta, conoces a alguien que le da un cambio brusco a tu vida. De repente, conoces a esa persona que te da el cariño que necesitas incluso sin estar a tu lado, que te da conversación, que te alegra pero a la misma vez puede entristecerte, conoces a la que llega a ser una de las personas más importantes en tu vida. El problema no es ese, el problema es que por nada en este mundo quieres perder esa persona aunque ella crea todo lo contrario, ya que tú no eres tan cariñosa como ella. ¿Verdaderamente tengo que decirte lo que eres? Deberías saberlo, lo eres absolutamente todo, porque sé que aunque mi vida algún día muy lejano se joda y no quiera seguir, sólamente tú vas a estar sacándome una sonrisa.
Sé que no soy la persona que más demuestra sus sentimientos, porque aunque creas que no, has ocupado más de la mitad de mi, porque eres mi mundo, porque creas o no, te necesito tanto... porque aunque creas que no te quiero, te quiero por encima de muchas cosas, porque tú siempre me has demostrado ese cariño que me tenías de una forma u otra, y yo no simplemente te tengo cariño, sino que veo en ti algo más, si no que al vernos sé perfectamente qué tengo a mi lado.
Esté donde esté, estaré pensando en ti, porque te quiero, y te quiero mucho, y porque yo, siempre estaré justo ahí, a tu lado.

[YO NO TE OLVIDO.]
Hay un punto en la vida en la que miras hacia atrás, y te das cuenta que lo que queda hoy son los recuerdos. He tenido momentos malos, buenos, peores y mejores, y siempre intento quedarme con el mejor granito que hay de ese montón de años.
Ahora, es cuando reflexionas tumbada en la cama mirando a la nada si todo lo que has vivido vale la pena.
Yo creo que sí.
Cada momento es tiempo para aprender, aprender que antes de un llanto va una risa, de una muerte un nacimiento, de aquellas amistades que iban a ser eternas, las fiestas y las risas, de aquellos suspensos y de aquellos aprobados, de aquellos sueños que teníamos de niños, el presente que nos hemos ganado, de las peleas, las reconciliaciones, de las canciones con las que lloramos y con las que nos quedamos sin voz un sábado por la noche y con un par de zapatos rotos de tanto bailar... Son momentos que en el momento no se aprecian tanto como con el paso del tiempo. Por eso no hay que dejar que un recuerdo te atormente y hay que mirar el lado positivo de las cosas, porque lo que vivimos no se va a repetir dos veces. Quiere cuando tengas a quien querer, llora cuando tengas motivos para llorar, ríe cuando estés feliz, salta cuando haya un charco, mójate en la lluvia, baila con tus amigos, sácale una sonrisa a tus familiares y dales un abrazo, haz reír a alguien que esté triste, ayuda al que lo necesite y perdona a quien se arrepiente.
Unos lo llaman destino, otros casualidad, otros suerte, a eso que nos hace estar en el lugar adecuado en el momento preciso. Unos se pasan la vida tratando de adivinar el futuro, yo personalmente aunque pudiera, no querría saberlo. Me gusta levantarme con la idea de que algo nuevo oe xcitante me puede estar esperando a la vuelta de la esquina.
¿eres tú?.
Siento aquello que nunca sentiste. Date cuenta de las cosas que siempre has tenido delante y no llegaste a ver. No te agarres a cosas del pasado, que te perderás todo tu futuro. Sonríe hasta en los peores momentos.
incluso cuando creemos que nos merecemos un final feliz, no siempre llega. Aparecen las dudas, empiezan las misiones secretas y sólo la bella durmiente encuentra a su príncipe. En esta ciudad no hay nada seguro, la noche puede empujarte hacia un oscuro futuro o sumergirte en un misterioso pasado.


jueves, 13 de septiembre de 2012

Hay muchas formas de quererse, ¿sabes? pero la suya era...total.
Un amor puro, increible, alucinante. un amor especial como hay pocos.
Y ellas lo sabían.
Todos los enamorados del mundo creen que su amor es único y distinto, pero el de ellas si lo era. Estaban hechas la una para la otra, se tenían y deseaban fundirse en una sola.
Cuando estaban juntas el tiempo se aceleraba, y cuando estaban separadas se hacía eterno.
Cada beso, cada caricia, era un puro sentimiento desnudo. Podian pasarse horas mirandose a los ojos y nada más. Pero cuando se acariciaban, se besaban...entonces...no hay palabras para describir esa emoción.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Sería un poco masoquismo que te dedicaras a mirar mi blog, por la situación en la que nos encontramos. Pero mantengo esperanza en que almenos, esto sea lo último que sepas de mi.
A pesar de todo lo que ha pasado, de todas las peleas, de todos los piques, de todos los malos momentos, sabes que ante todo, te quiero, y me preocupas, y que después de todo esto, pienso aún más en ti de lo normal. ¿cómo estará?¿cómo estará?¿cómo estará?, no paro de darle vueltas. Hace más de un día que no te conectas en Whatsapp y no sé si es porque te ha pasado algo o qué, pero estoy muy preocupada.
Todo me recuerda a ti, y lo estoy pasando verdaderamente mal. El viernes me encontré a Eva y Marina en barracas, no sé si ellas saben todo lo que ha pasado, pero fue un "tierra trágame", fue muy duro verlas y que te notara tan presente...
Espero que con el tiempo se acabe la tormenta, y podamos ser capaces de sonreír.
Nunca te olvidaré, lo sabes.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Lo recuerdo con exactitud. Fue el 8 de mayo. La primavera llegó más rápida que nunca, y tú molesta por el sol. Te mostré mi vecindario, mis sitios secretos, mi instituto. Te presenté a mis amigos, a mis padres. Escuché tus líneas, tu canto, tus esperanzas, tus deseos, tu música y tú escuchaste la mía. Mi inglés, un poco de frances... Te di un walkman y tú me diste una almohada. Luego, un día, me besaste. El tiempo pasó deprisa. Todo parecía ser tan fácil, tan simple, libre, tan nuevo y único... Fuimos al cine, a bailar, de compras. Reímos, tú lloraste. Nadamos, fumamos. De vez en cuando gritaste, sin razón o con razón. Algunas veces por una razón. Te acompañé a todos lados. Estudié para mis exámenes. Escuché tu canto, tus esperanzas, tus deseos, tu música. Tú escuchaste la mía. Estábamos unidos, muy unidos, siempre unidos. Fuimos al cine, nadamos, nos reímos. Tú gritaste, yo grité. Algunas veces con razón, otras sin razón. El tiempo pasó deprisa. Te acompañé a todos lados. Estudié para mis exámenes. Escuchaste mi italiano, alemán, ruso, francés... Estudié para mis exámenes. Tú gritaste,yo grité, algunas veces con razón. El tiempo pasó, sin razón. Gritaste sin razón. Grité de locura. Estudié. Estudié. Estudié. Estudié. El tiempo pasó. Tú gritaste. Gritamos. Fuí al cine...

... Perdóname,

la chica del tren.


sábado, 25 de agosto de 2012



me voy, ya volveré.


Una vez le preguntaron a Lewis High, un fotógrafo de guerra, que por qué había elegido esa profesión, él contestó que si pudiese contar todo lo que veía, no necesitaría cargar todo el día con una cámara de fotos, de ciertos momentos de belleza, de desolación, de horror... y de egoísmo, estaban más allá de las palabras. Yo también lo creo, hay cosas que no podemos explicar con simples palabras, cosas como seguir vivos, sentimientos como el amor y el compromiso, la tristeza, el odio, la felicidad o lo que viene a ser esas sensaciones como volver a abrazar a alguien. Quizá por eso nuestra vida se compone de imágenes, de momentos congelados en el tiempo para siempre, de decisiones que cambian sin remedio el rumbo de las cosas, de fotografías fijas guardadas en la memoria que nos recuerdan cada segundo lo bonito que es vivir.
Hoy pienso y sé que todo lo que hagas en la vida será insignificante, pero es muy importante que lo hagas, porque nadie más lo hará. Como cuando todo explota y una parte de ti dice: No estás mínimamente preparada para esto. Pero la otra parte dice: Hazlo tuyo para siempre... 
Un beso es sólo un beso. Sólo tiene la importancia que tú quieras darle. Puede no significar nada...o puede cambiarlo todo.

viernes, 24 de agosto de 2012

Ella, que tiene una lección más que aprendida.
Pero.. ¿Y si te digo que ella no se cae? ¿ y si te digo que hay una leyenda que cuenta que lloraba por las noches para poder sonreír por las mañanas? ¿y si te digo que ella se levanta, se mira al espejo y se dice 'Sonríe, hoy estás preciosa'?
 
 
Ella camina a paso firme, con la cabeza bien alta, con la mirada al frente.
Por dentro esta deshecha, pero por fuera no va a permitir que eso se refleje.
Tiene los ánimos por los suelos, pero lo soluciona con unos tacones del 10 centímetros.
La vida le da la espalda, pero ella continua. El día es gris, pero ella lleva gafas de sol.
No le apetece , pero sonríe, el tiempo pasa de prisa, pero muy de prisa, pero ella
aprovecha todo y cada uno de los momentos. Prefiere quedarse en casa, pero sale a comerse el Mundo.

Porque al fin y al cabo si ella no lo hace, nadie lo hará por ella.

yo quiero volar, ir directa a Zion.

Recuerdos que te dejan sin aliento
Miradas que te dejan sin palabras
Latidos que se te salen del pecho
Sentimientos que no puedes explicar
Sonrisas que no se pueden evitar
Sueños de los que no quieres despertar
Secretos que jamás revelarás
Felicidad que nunca acabará
Lluvia que no te llega a mojar
Lugares a los que nunca volverás
Silencios que amenazan con cesar
                    ...
Retales de tu vida que
cada vez que los recuerdas
te hacen volver a vivir.

jueves, 23 de agosto de 2012

nothing will destoy me

Algunas guerras nunca terminan, algunas lo hacen en una tregua precaria, algunas guerras terminan en una victoria absoluta, otras con un armistício, y algunas guerras, acaban en esperanza.
Pero esas guerras no son nada comparadas con la que más nos asusta, esa en la que aún tenemos que luchar.
Querida Claire;

"y" y "sí", son dos letras que en si mismas no suponen ninguna amenaza. Pero, si las colocamos junstas una al lado de la otra podrían atormentarnos el resto de nuestra vida.¿Y sí...? ¿Y sí...?, ¿Y sí...?... No sé cómo terminaría su historia, pero sí que sintió un gran amor, porque nunca es demasiado tarde. Si entonces fue grande... Por qué no iba a serlo ahora?,sólo le falta valor para seguir a su corazón... No sé que se siente al amar a Julieta, un amor por el que se abandona a los seres queridos, un amor por el que se cruzan océanos, pero quisiera creer que si alguna vez lo siento, tendré valor para aprovecharlo. Claire, si usted no lo hizo, espero, que algun día sí lo haga.

Con todo mi amor,
Julieta.

Lively Up Yourself!

Hay un proverbio que dice que nada dura eternamente, que siempre llega un momento en el que debemos decir adiós al Mundo que conocemos, adiós a todo lo que dábamos por sentado, adiós a aquellos que creíamos que nunca nos abandonarían, y cuando estos cambios se producen al fin, cuando lo conocido se ha ido y lo desconocido ha ocupado su lugar, lo único que podemos decir es: hola y bienvenidos.
Porque 1+1 no siempre son 2, porque el blanco puede ser negro, porque el negro es la mezcla de todos los colores, porque lo más fácil no siempre es lo acertado, porque lo complicado a veces es más atractivo, porque lo atractivo no siempre tiene que ser bonito, porque un "no" a veces es un "sí", y un "sí", a veces es un "no" escondido, porque no es oro todo lo que reluce ni plata todo lo que no brilla, porque comer a veces no te quita el hambre y dormir no significa que descanses, porque estar rodeado de gente no significa estar acompañado, porque se puede soñar despierto, porque la gente cambia, y tú cambias con ellos, que la inmensa mayoría no son lo que aparentan lo acabarás viendo, y aceptando con el tiempo.
Porque a veces los ojos hablan más que millones de palabras, porque a veces los silencios son mucho más que palabras.
A veces salimos buscando historias, buscando personas, una idea que nos inspire, y al final, nos terminamos
encontrando con nosotros mismos, al final del camino. No porque nos hayamos equivocado, sino porque encontramos nuestra entrada y nuestra salida.

martes, 21 de agosto de 2012

te echo de menos, PabloHasél.

Alguien dijo alguna vez que a veces el silencio es la mejor respuesta... A veces callamos porque no tenemos nada que decir, o porque tenemos tanto que decir que es mejor no decir nada, o simplemente por miedo a sincerarse a decir todo lo que se piensa sin que nadie te cohíba de no expresar tus sentimientos a aquello que sientes sin miedo a los demás te juzguen. Pero que es el silencio... es un vacío lleno de palabras. Es algo extraño, dónde están todas las palabras que no queremos decir, donde se guardan todos los sentimientos... a veces somos exclavos de ellas en mañanas repletas de pensamientos, esas tardes enteras de recuerdos, esas noches de confusión y de tristeza. El día se hace eterno tan sóo por esos pensamientos que rondan mi cabeza minuto tras minuto. Mi estado de ánimo, mi voluntad, mi necesitad de saber que simplemente yo me encuentro bien... Eso lo perdí hace tiempo, los pensamientos cada  vez se agrandan más, pero de forma involuntaria son muchísimos peores que los de hace dos minutos... He intentado hacer todo lo posible para que mi mundo vuelva a renacer, que la felicidad sea lo más abundante, pero es imposible, aunque hay quienes dicen que lo imposible no existe...

eterno recuerdo

No puedo quejarme de cómo son las cosas, pues han venido así, no he podido hacer nada en contra, durante este tiempo me he dado cuenta de una cosa, la vida dura poco, y hay que aprovecharla al máximo, hay que disfrutar de los pequeños detalles: poder disfrutar de un helado en pleno verano, un chocolate caliente en mitad de la lluvia, quitarte los tacones después de una noche de fiesta, dejar sin palabras a un prpofesor, el poder ver a un amigo sonreír, la felicidad de esperar algo durante mucho tiempo y recibirlo el día que menos te lo esperes...
También me he dado cuenta de otra cosa, muy importante, en mi caso demasiado, y es que cuando esperes una cosa no se cumplirá, nunca, y el primer día que te hayas olvidado y que ya no la esperes, justo ese día, sucederá.
Puede que un día tenga mil sonrisas para repartir, y otro en cambio no tenga ganas de nada. Quiero a muchas personas, y odio a otras tantas. Para unos seré demasiado perfecta y para otros tendré demasiados defectos. Para unos seré la mejor amiga del mundo, y otros no me querran ni ver. Tengo muchas cosas buenas, pero también muchas malas.
Me gusta contarle mis secretos a la gente en la que confío y que esa gente confíe en mí.
Me gusta picar, pero no que me piquen, porque ya sabéis ese dicho "quien mucho pincha, mucho sangra".
Me gusta pasarme horas hablando por teléfono con ellas. Directamente, me encanta hablar por teléfono si es en buena compañía.
Me encanta reír, y hacer reír. Me gustan los pequeños detalles y los grandes momentos. Me gusta recordar diejos momentos. Me gusta ayudar a la gente siempre y cuando se lo merezca, y si no, también.
Me gusta actuar sin pensar en las consecuencias. Me gustan las tardes tranquilas, aunque otros días prefiera estar haciendo de Gladiadora. Me crearon para saltarme las reglas y no seguir una misma rutina.
Me gusta aprender de mis errores, que no son pocos. A veces puedo ser muy tímida, otras en cambio puedo ser la más lanzada. Odio los lunes y me encantan los sábados.
Tengo muy poca confianza en mi misma y demasiada en los demás.
Puedo ser tan encantadora por las mañanas, como por las tardes, pero depende del pie con el que me levante cada mañana, o me hagan tropezar y caiga.
Tengo mriadas que matan y sonrisas que emboban. Odio mi sonrisa, pero también me crearon con el don de dibujar sonrisas en mi rostro y plasmarla en la de los demás.
Para mi es blanco o negro, no existe el gris. O te quiero o te odio. O me da igual todo o todo me afecta. O algo me gusta o no puedo ni verlo. Tengo por costumbre soñar despierta todas las noches. Soy de las que piensa que los viernes son para adelantar todo el trabajo y así tener todo el fin de semana para disfrutar. So y de las que prefiere un beso sincero que mil "te quiero" fingidos.
Soy muy orgullosa y me callo muchas cosas que me gustaría decir.
Me cuesta mucho decir que no. Tengo mis más y mis menos. Odio que me hagan callar. Me encanta hacer locuras.
Me tengo que caer 100 veces, si no, no aprendo...
-Solíamos hablar de nuestro futuro, de lo perfecto que sería... recuerdas?

+Sí.

-Qué ha pasado? Cuando se fastidió todo? Esto no es lo que tenía que pasar, ya no sé quién soy, ni qué se supone que debo hacer. Me siento tan...

+Perdida... Recuerdas cuando me hacías ver una y otra vez tus películas favoritas? Me volvías loca...

-Eso es una frase de ánimo?

+Y por fín te pregunté... Por qué te gustaba tanto ver películas que ya habías visto? Y recuerdas qué me dijiste?

-Me gusta saber como van a acabar las cosas....

+Exactamente...


Dicen que el Leopardo no puede cambiar sus manchas, pero hay cosas que sí que cambian, el camino que uno no escoge puede convertirse en  un viaje muy largo, un castigo puede abrirte un mundo completamente nuevo.



Vivo escribiendo y escribo muriendo.

La verdad. A veces es la verdad que has intentado evitar o la verdad que puede cambiarte la vida. Otras veces es la verdad que se veía venir o la verdad que rezabas para que nunca saliera a la luz. Algunas verdades no son recibidas como nos esperábamos, pero resuenan en el aire mucho tiempo después de decirlas. Pero la clase de verdad por la que doy más gracias, es aquella que nunca nos esperamos y nos cae como llovida del cielo.



lunes, 20 de agosto de 2012

A veces cuanto más sola te sientes, cuando tu corazón está pasando por su peor momento, cuando parece que las malas notícias no van a terminar nunca, llega alguien y te arranca una sonrisa de dónde no la tenías y te hace ver todo de forma distinta.
Es cierto que tú y sólo tú eres quien decide ver el vaso medio lleno o medio vacío, quien escoge el camino bueno o el camino malo. Pero a veces es bueno que alguien te dé un empujoncito o te eche una mano.
Gracias por ser esa persona.
Dicen que en el verbo "echar", lo primero que se echa es la H, y no.
En el verbo echar, lo primero que se echa, es de menos. Se echa de menos a los que no están, a los que se fueron, quizá también a los que nunca estuvieron. Incluso se llega a echarde menos por anticipado, por los que no estarán. A los ausentes, a los que viven lejos y a los que están tan cerca que ni les sientes.
Se echa de menos a los que no se hacen ver, a los que no aparecen pero estan.
Te echas de menos a ti misma, y a los que ya no te rodean.
Necesitar y no encontrar.
Eso es echar de menos.
Dicen que los accidentes no existen. A veces la realidad nos estalla en la cara, otras veces se nos aparece poco a poco a pesar de nuestros esfuerzos por ignorarla. Nos laboramos nuestra propia suerte y decimos que es casualidad, y que mejor excusa para escoger un camino que empeñarnos en que es nuestro destino, pero al final del día todos debemos vivir con nuestras decisiones independientemente de lo que digan, de quién nos acompañe. Hay que tener seguridad en uno mismo.


Se suele decir que, sea cual sea la verdad, la gente ve lo que quiere ver. Hay personas que pueden dar un paso atrás y descubrir que les faltaba ver las cosas con más perspectiva. Otras personas se dan cuenta de que la vida les está pasando factura. Otras pueden ver lo que estaba ahí desde el principio... y luego están esas personas, aquellas quehuyen lo más lejos posible para no tener que verse a sí mismos. Y en cuanto a mi... ahora ya lo veo todo claro.

take a breath, luego lucha y gana.


lágrimas en el desierto.

Algunos finales tardan mucho tiempo en desvelarse, pero cuando lo hacen es casi imposible ignorarlos. Algunos comienzos empiezan tan en silencio que ni te enteras de que estan ocurriendo, pero la mayoría de los finales llegan cuando menos te lo esperas y lo que traen consigo es más siniestro de lo que podrías imaginarte.
No todos los comienzos tienen que ser buenos, también comienzan cosas malas. No todo merece una celebración. Aunque, que bonito es comenzar algo nuevo.

not found.

Errores. Todos los cometemos.
Suelen empezar con la mejor de las intenciones: como guardar un secreto para proteger a alguien o distanciarte de la persona en la que te has convertido. A veces ni siquiera sabemos los errores que hemos cometido, o nos damos cuenta justo a tiempo para corregirlos; pero todo error obedece a una razón. Darte una lección quede otra forma no aprenderías jamás y esperamos no volver a cometer ese error.

ser fuerte, para ser útil.

Sé que la vida es complicada, sé que muchos de mis sueños nunca se cumplirán, sé que por mucho que lo consultes con la almohada el problema seguirá allí, sé que por muy triste que esté no lo podré ocultar, también sé que la vida sigue sin detenerse ni un instante y que por mucho que yo quiera, por mucho que yo lo desee, no voy a poder rebobinar atrás en el tiempo. Por eso debo seguir caminando y escoger el destino que yo desee. Por eso si me encuentro con piedras en el camino no voy a tropezar con ellas, sino que las saltaré con orgullo. Voy a ir en línea recta sin que nadie me detenga. Sin que nadie, me detenga.



desaparece con un abra cadavra.

Según el diccionario, la felicidad es un estado de ánimo que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada y buena. Pero, existe la felicidad en realidad? Puede la felicidad durar para siempre? Cual es el secreto para la verdadera felicidad? Dónde está la felicidad? Estas son preguntas que todos nos hacemos y a las que muchas veces no encontramos respuesta. Hay una cosa de la que estoy muy segura: la felicidad no se encuentra en el dinero ni en las cosas materiales.
Una persona a otra puede darle felicidad de diversas maneras como es el amor, pero para conseguir verdaderamente el amor primero hay que amarse a uno mismo, tarea difícil.
Una vez un famoso filósofo dijo: "Sólo hay felicidad dónde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego". Sin embargo, esta felicidad es efímera debido a que siempre hay algo más fuerte que lo rompe, nunca dura para siempre.
Hay una cosa de la que estoy completamente segura: el ser humano tiene una meta a la cual quiere llegar mediante diversos modos, para llegar mediante diversos modos, para llegar a conseguir un estado de bienestar permanente.




No te diré cómo ni lo que siento. Si me ves te diré que soy feliz aunque muera por dentro. Si me ves llorar diré que se me ha metido algo en el ojo. Si no me ves sonreír te diré que es porque me duelen las muelas. Porque no quiero hacerte sentir culpable, y la verdad, es que no sé por qué lo hago, cuando en varias ocasiones la cosa se ha torcido y ha sido porque alguna de las dos ha flaqueado, o porque hemos ido muy relajadas, pero bueno, el tiempo hace del odio algo inerte.
El amor es así, a parte de basarse en un sentimiento mío se basa en como te sientes tú. Y si tú te sientes mal, yo me siento peor.
Muchas veces aparentamos ser felices, estar animados, con ganas de comernos el mundo, pero en realidad sientes todo lo contrario, en tu interior sólo hay tristeza, desolación con ganas de que la tierra te trague y no aparecer durante, o aunque sea, un efímero instante en la vida.
Así me siento yo desde hace unos días, puedo aparentar ser feliz, reírme, pero en realidad no tengo ganas ni de seguir adelante. Pero, ¿sabes por qué intento salir de éste agujero y sonreír y disfrutar de la vida cada segundo? Porque tengo bien seguro que si no lo hago yo, por mi misma,  no lo va a hacer nadie.

Hoy me tomo el día libre para recargar fuerzas y mañana empezar con mi misión de Gladiadora.

pesadillas

"Desaparece, no vuelvas más, por favor. No vuelvas pidiéndome segundas oportunidades, ni diciéndome todo lo que me amas. No vuelvas con estúpidas promesas, ni te quieros, ni con tus besos.
No quiero que vuelvas, aunque me muera de ganas de que vengas por detrás mío tapándome los ojos y diciéndome que te quedas a mi lado por siempre.
Me encantaría que volvieses, con tus besos, tus abrazos, tus carícias, tus mimos, tu sonrisa. Me gustaría volver a empezar, hacer como si no nos conociéramos de nada y revivir la misma historia pero sin los tristes finales de capítulo
."





          she's just a little too scared to get close because everyone who said they'd be there, left.

jueves, 16 de agosto de 2012

Hace a penas una semana me fui de ti y ya me muero de ganas por volverte a ver, respirarte y preguntarte que parte del paisaje soy...
 
 

miércoles, 25 de julio de 2012

eternamente enamorada

las cosas cambian, como yo también.
De un día para otro la suerte está de mi lado. El destino quiso ponerte en mi camino y me has hecho ver la vida desde otra perspectiva. Serán tus palabras las que me ilusionan o tal vez tus hechos que me enamoran. Será tu risa o tus maneras que hacen enloquecerme, no sé. Quizá sean las ganas de verte, abrazarte, de decirte que te quiero a más no poder. Si hay un amor verdadero, sé que éste será eterno.



con el beat de Pablo Hasél en lo más profundo de los tímpanos.

viernes, 20 de julio de 2012

"Ahora puedo decir que aprendí dos cosas nuevas sobre mí. Me molesta mucho que todos quieran ser inolvidables, sobretodo porque algunos lo consiguen. También aprendí que en el amor y en la cocina, las combinaciones imposibles a veces resultan perfectas."
Mete la pata, jódelo todo. Rompe las reglas, haz el ridículo, deja todo por alguien, miente. Quiere. Y después vuelve a equivocarte. Conoce, viaja, pasa de mí por un tiempo. Ódiame. Acuéstate en muchas camas, pero amanece solo en la tuya. No creas a nadie. Créete todo. No te cases. Pero aprende de todo eso. Y después vuelve... Y rétame a quererte.

lunes, 16 de julio de 2012

Con cada vaso de alcohol acabas con cientos de células, pero eso no importa mucho, tenemos millones. Primero mueren las del silencio y todo lo dices en voz alta aunque no haya ninguna razón, aunque no tengan sentido, no importa, porque después mueren las de la gilipollez y hablas con inteligencia. Y, por último, las células de los recuerdos... Esas, esas son las difíciles de matar.

fredoom, love, girlhood.

mi próximo tatuaje, ya será el segundo, me encanta.





pensar es moverse en el infinito

Ni amores de películas, ni amores para siempre, no quiero nada de eso. No quiero amores de verano, ni de invierno, ni amores para pasar un buen rato. Quiero amores que me dejen sin aliento. amores que me hagan perder la noción del tiempo. Amores que te echen de menos después de haber estado 25 horas juntos. amores que te llamen diciendo que te aman. amores que luchan por ti. Amores que te hagan olvidar totalmente el pasado para centrarte solo en el presente. En esa persona. amores que matan, nunca mueren.

lunes, 2 de julio de 2012

NADA se compara ni a ti, ni a todo lo que originas en mi interior cuando nos vemos. Pero esto me acaba de salir asi, solo, sin pensarlo. Y ya te he dicho que yo me quedo siempre sin saber que decir... En fin, que te amo, recuerdalo siempre.

Voy a empezar dándote las gracias, y seguramente termine diciéndote lo mismo. Gracias por cada momento en el que dibujas una sonrisa en mi cara, por muy pequeña que sea. Ya te lo he dicho, por apostar por mi aun teniendo una especie de relación, en serio no sabes lo que te agradezco eso. El arriesgarte y cambiarme por otra persona con la que tenias algo especial me ha demostrado todo o casi todo… Por preocuparte por mi, por interesarte por mi y por darlo todo en esta relación. Solamente tu has hecho que esto sea tan bonito. Por pedirme ese beso que cambio completamente mi mundo. Por escribirme esas cosas tan preciosas que solo sabes decirme tu. Por darme las sorpresas más inesperadas de mi vida. Por enseñarme cosas que quizás no te hayas dado ni cuenta, pero es cierto, aprendo contigo aunque seas un poco… Por ser solamente MIA. Por paralizarme el corazón cada vez que sale de ti esa sonrisa que me encanta. Por hacer que se acelere con cada simple movimiento de tu cuerpo. Por enseñarme cosas que muy poca gente conoce, y por revelarme secretos que nadie sabe. Por haber hecho tan fácil que me enamore de esta manera tan rápida e intensa, y seguramente no efímera. Por todos y cada uno de estos 15 meses, por estos 450 dias. Por el simple hecho de estar a mi lado, y por haber luchado contra tierra, mar y aire para volver a estar conmigo.
En definitiva, gracias por existir, ¿Por qué no dartelas por ello? Si eres la única persona capaz de hacerme sentir viva en este maldito planeta.

miércoles, 27 de junio de 2012

tu-moral

 
 
 
 
 
El amor no es un contrato, ni tiene cláusulas que cumplir. Es libertad y comprensión. El amor se vive, se disfruta. Se vive. El amor está ahí. Y cuando es evidente, cuando se quiere de una forma tan kilométrica, tan bonita.. es necesario.
 
 
Tiempo. Mucho tiempo. Demasiado tiempo. Amo el amor. Y pasa el tiempo. Y te quiero más. Y me quiero menos. Y me vuelvo imbécil. Y ¿quien es esa?. Esa no soy yo. Cambiar. El amor te hace cambiar. Quiero ser yo. Con lo mío. Mi libertad. Mis sueños. Mis metas. Mis besos. Los míos. Los que regalaba. Besos fríos. Los que más gustaban. Y mi amor. Yo tenía amor para dar y regalar. Ya no me queda. Lo tienes tú. Todo para ti. Más del que nadie se imagina. Mucho más.
Que no te lo quite nadie. Con lo que me costó dartelo todo.

 
Entero. ¿Con un poquito más de amor cada día? Por que el amor del bueno crece. Porque se pierde y se encuentra. Por lo fácil que amor crece. Amor. Amor que se complica con el tiempo. Amor que a veces cuesta. Amor que no se cansa. Amor que mientras subo, baja.

enda

Lo complicados que somos. Lo tontos que nos ponemos. Lo que te quiero. Lo que me quieres. Cuántas formas de amar en tan pocos días. Cada vez más fuerte. Cada vez más fácil. Y más difícil. Pero si no cuesta no vale la pena. Si no duele, no es amor. Y ha dolido mucho. Pero ya... De casi cuatrocientos días contigo, me los quedo todos. Los bonitos y los que no lo son tanto. Cómo te quiero. No te imaginas. Ni yo me lo creo.
Solo me gusta escribir cosas bonitas. Por eso hace mucho que nadie sabe lo que pasa por mi cabeza. Al menos no lo han leído de mis manos. Es triste. No tener nada de lo que hablar. Nada bonito. Solo historias tontas. De esas que empiezan mal, y acaban peor. De las de perdón al día siguiente. De esas. Me gustaría escribir que empiezo de cero. Que el amor sigue en mi vida. Tan bonito como siempre. Tan tan fuerte como saben todos los que leen este blog. Me gustaría contar que no hay una pizca de tristeza en lo que escribo. Me encantaría poder gritar a los cuatro vientos que no hay baches ni caídas. Me gustaría sentirme bien. Vivir. Me encantaría. Por desgracia el tiempo quema. Y mata. Muy lentamente, pero lo hace. ¡Ay tiempo! Si pudiera darte la vuelta... Cuantas cosas cambiarían. De lo triste siempre queda lo bonito. Las ganas de sacar mas fuerza. El amor que nos queda. ¡Nadie se imagina cuanto! De eso siempre nos ha sobrado. Y es eso lo que nos hace fuertes. El amor. Los días enteros metidos en la cama. Las sabanas que se caen al suelo. El olor de tu espalda. Tus manos. Las mías. Nuestra risa. La que sale de tus labios. De esa de verdad. La que me hace feliz. Todo eso que nos hace diferentes. Esa es la fuerza que me dice quédate y no te vayas nunca. El amor que no se me gasta por más que se rompa, se caiga y se destroce. No se me gasta. Sigue ahí. Al pie del cañón. Esperando un solo rayo de sol para levantarse y gritar fuerte las ganas que tiene de verte, corazón. Las ganas de empezar un día y agarrarte fuerte para no soltarte. Para que no se caiga otra vez y se rompa lo que ayer estaba bien. De ese amor te hablo. Del nuestro. El que se puede oler en cada una de mis letras. Mejor o peor escritas.

martes, 26 de junio de 2012

carta de un militar a su esposa

Ante todo, decirte que estoy enamorado de ti. No he emprendido este viaje sin ti, no, te llevo aquí, en un rincón de mi maleta; entre las mantas en las que bordaste mi nombre y en una foto tuya. Sabes que esto no ha sido voluntario, más bien necesario. No me quedaba otra. No ha pasado ni un solo instante desde que me llegó el comunicado que no haya pensado cómo traerte aquí. Pero desechaba una y otra vez la idea, esto no te gustaría; créeme. No te gustaría ver las sonrisas cansadas de los niños que pujan por renacer en sus rostros con vanos esfuerzos, no te gustaría ver que las películas de guerra no son tan ficticias como la gente cree. Aún así, tómate esto como unas ''vacaciones'', estoy fuera de casa y tengo todo tipo de servicios a mi disposición, cariño. Si te das cuenta dije que sólo conservaba una foto tuya cuando te dije que traía más de veinte, pues es cierto, sólo tengo una; ¿que qué pasó con el resto? Están rotas. No quería ni siquiera ver cómo tus ojos en papel contemplan esto. Sólo he dejado una en la que estás de espaldas. Sí, sería demasiado cruel dejarte ver esto. El papel se está humedeciendo, no ceso de llorar mientras que te escribo esto; se me olvida tu cara. Se me olvida besar tus labios, se me olvida el número de tu casa, se me olvida el sabor de tu tarta de chocolate, se me olvida qué canción cantabas para dormirme, se me olvida incluso tu cándida voz. Esto ha sido la pelea más dura, luchar contra el olvido, pero lo siento, ha abierto una herida mi memoria. Aquí el tiempo se pasa rápido, vertiginoso; casi dura tan poco como las armas cargadas. Me conoces bien, no soy capaz de dispararles. Espero a mi suerte cuando ellos aprientan el gatillo, entonces, esquivo. En esos momentos, en el roce de la bala con el aire vislumbro en una nebulosa de recuerdos todos nuestros momentos. Ahí es dónde de verdad veo con claridad tus rasgos, y aún estando al borde de la muerte, es el momento que más me gusta, porque me siento a tu lado. Creo que tú desde ahí eres la que me da el impulso definitivo para seguir con vida, creo que tú eres más valiosa que un amuleto de cuatro hojas. Pero has de saber, que algún día volveré. Nada dura para siempre, una guerra menos. Te lo juro, volveré a por ti, sólo has de esperarme. Cada día siéntelo como que pudiese aparecer en cualquier momento, porque será una visita inesperada. No sé de qué forma estaré a tu lado, si como tu ángel de la guarda o como tu esposo de cuerpo presente. No sé si podré volar y llevarte en brazos a Buenos Aires, el viaje que siempre te prometí pero que una vez más te he fallado; tal vez sea tarde para planearlo. No quiero que llores por mí, es lo último que espero. Aquí, allí y allá; seré siempre tuyo.
Te quiero.





Pero, no todas las historias pueden tener un final feliz. Algunas historias acaban incluso antes de que la carta llegue a su destinatario. Aunque el cuerpo envejezca y tenga un período de vida limitado, el amor es inmortal.
Un día me dio por pensar en por qué hay diferentes idiomas, si nuestras lenguas quieren decir lo mismo, en por qué se alzan monumentos para recordar si lo que de verdad es importante, permanece en la memoria. En por qué no llegan botellas de náufragos a la costa si todos soñamos imposibles. En por qué no tenemos el mismo corazón si latimos al mismo tiempo. En por qué la vida te ayuda más cuanto más capullo eres. En por qué el Sol se oculta por el Oeste si al Norte viven mis problemas, en mi cabeza. En por qué se puede guardar un mundo en una canción cuando la gente no logra recorrerlo entero en una embarcación. En por qué puedes desnudar su cuerpo con la mirada si nunca has llegado a tocarlo. En por qué Sabina dice que ''Las niñas ya no quieren ser princesas'' si yo sólo quiero sentirme como tal. En por qué sigo notando tus brazos todavía si ya no estás.

Nunca pienses que esto es un Game Over, puede quedarte otra vida.

Me despejé los mechones rubios que se aventuraban por recubrir mi rostro para observar con mayor claridad lo que se desplegaba ante mí. Era una mañana fría y las nubes cabalgaban por el cielo, directas hacia aquí; pero aún así, me desprendí de mi cazadora de cuero. Allí, no había nadie más que "esto"; ni más vegetación que un solitario ciprés. Pero, en ese solitario entorno en el que las nubes parecían advertirnos de que iban a descargar una fuerte tormenta sobre "esto", era donde más acompañada me sentía. Tenemos nombres distintos bajo los que cobijamos distintos anonimatos, cuando todos nos llamamos: soledad. Tus brazos alrededor de mí era el mejor abrigo que había tenido nunca. Empezamos a fumar al mismo tiempo que empezó a llover, pero ni la lluvia apagó el drum mal hecho.
 Ninguna realidad nos afecta porque no pertenecemos a ninguna de ellas.